Home / Photos

Los mejores mercadillos navideños de Europa

2017-11-21 Source:Kaiwind

 

  Mercadillo en la Rathausplatz de Viena

  La fusión entre las viejas tradiciones y el sabor navideño que sólo una ciudad tan bella y decimonónica como Viena puede ofrecer, hacen del mercadillo de la Rathausplatz un must total. Del 17 de noviembre al 26 de diciembre, 154 puestos se despliegan en la plaza, que desprende un dulce olor a canela y ponche caliente. Además, se instala una enorme pista de patinaje sobre hielo de 3.000 m2, que no por eso deja de ser coqueta, y que combina perfectamente con las atracciones de las que pueden disfrutar los más pequeños: tiovivos, clubes de ciencia y paisajes de cuentos de hadas recreados para la ocasión, como el Jardín de Elsa.

 

  Winter Wonders en Bruselas

  Más de 200 puestecitos de colores, originales regalos, un magnífico espectáculo de sonido y luz en la Grand Place, norias, tiovivos, coros, un gran baile festivo... Todo lo que le pides a la Navidad está en Winter Wonders, el mayor evento que se celebra en la capital belga al año. Desde el 24 de noviembre al 31 de diciembre, el centro de la ciudad se convierte en el centro neurálgico de una fiesta que también alcanza en a los barrios de Squares, Haren, Neder-Over-Heembeek y Laken, con actividades complementarias.

 

  Gendarmenmarkt en Mitte, Berlín

  Berlín está lleno de maravillas, y más en Navidad. De hecho, una ciudad tan ecléctica como la capital alemana no podía por menos que hacer gala de sus posibilidades con ¡cinco! mercadillos: el de Gendarmenmarkt, el del Roten Rathaus, el de Alexa, el de Potsdamer Platz y el que se celebra en Gedächtniskirche. El más grande e importante es el primero, especialmente popular por su espectacular emplazamiento, su artesanía y sus productos típicos de la época, como el chocolate blanco caliente o la manzana frita. De hecho, tan seguro está de su calidad que la entrada al mismo cuesta un euro -aunque, entre semana a partir de su apertura, el 27 de noviembre, se puede acudir gratis hasta las 14:00 -excepto los 24, 25, 26 y 31 de diciembre, el último día que abre-). No te pierdas tampoco la noria gigante del Roten Rathaus; las atracciones de feria del de Alexa y las pistas de nieve y hielo sobre las que divertirse en Potsdamer Platz.

 

  Wernigerode en Sajonia-Anhalt (Alemania)

  El aroma a almendras tostadas y vino caliente es la puerta de entrada al mercadillo de Wernigerode (del 27 de noviembre al 22 de diciembre), que cuenta con un árbol de quince metros de altura y un paisaje deencantadoras casas tradicionales sajonas. Pero su belleza de cuento no es lo único que ofrece esta ciudad: cuando hayas acabado de llenar las bolsas con la mejor artesanía local, coge el histórico trenecito de vapor que llega hasta la montaña de Brocken, viajando a través de los campos nevados. En la lejanía, verás elevarse un castillo del siglo XII, lo que le otorga un aspecto todavía más de fantasía al lugar. De hecho, en su patio se celebra otro mercadillo más -del 25 de diciembre al 1 de enero-, y ¡un hada lo visita cada día a las 15:00 horas! A las 16:00, llega Santa Claus repartiendo regalos. ¿Habéis sido buenos/as...?

 

  Mercadillo en la Plaza de Wenceslao en Praga

  Praga en Navidad: sólo esas tres palabras deberían ser suficientes para hacer agitarse de emoción a cualquier amante de estas fechas. Allí, desde el 2 de diciembre hasta el 6 de enero, las cuatro plazas más bonitas de la ciudad (la de Ciudad Vieja, Venceslao, La Paz y La República) se engalanan con los colores típicos de la época, el verde, el blanco, el rojo y el oro. Además de las delicias típicas del país, como el svařák -un riquísimo vino dulce- o el jamón asado, también ofrecen conciertos de música clásica y villancicos, así como talleres para niños/as. Por si fuera poco, el castillo de la ciudad también alberga otro mercadillo, este abierto a partir del 24 de noviembre.

 

  Mercadillo en Raekoja Plats en Tallín

  Desde 1441 llevan los estonios decorando la plaza de Raekoja con un árbol de Navidad, siendo los primeros en hacerlo en toda Europa. Nada más que por eso, ya merece la pena acercarse a Tallín del 17 de noviembre al 8 de enero, donde te darán la bienvenida con especialidades típicas como la morcilla y el chucrut. Pero hay más razones para ir: los muchos conciertos y espectáculos que se celebran (este año, 1.700 artistasvisitarán la plaza), el paseo diario de Papá Noel, el alucinante despliegue de luces, el encendido de velas cada domingo... y el mero hecho de que sea considerado uno de los mercadillos más preciosos e inolvidables del mundo.

 

  Mercadillo de Adviento en Český Krumlov

  Český Krumlov, una de las ciudades más románticas de la República Checa, comienza su particular cuento navideño el 1 de diciembre, con la inauguración de su precioso mercadillo. Pero el lugar ofrece mucho más que puestecillos y luces, y alberga un Concierto de Navidad del 16 de diciembre, un Belén Viviente -representado por los vecinos/as- el 23, lallegada de los Reyes Magos el 6 de enero -un evento poco habitual en esta zona de centroeuropa- y una curiosa "ofrenda de regalos" (dulces, frutas y verduras) que se lleva a cabo el 24 en el Castillo del lugar. ¿Sus destinatarios? ¡Los osos que habitan el foso!

 

  Mercadillo de la Plaza de la Catedral en Estrasburgo, Francia

  El primer mercadillo navideño celebrado en Europa se inauguró aquí, en Estrasburgo, en 1570. Desde entonces, el evento no ha hecho más que crecer en popularidad, sentando las bases de este tipo de instalaciones en el resto del continente e ¡innovando! El hecho de que, además, se celebre en el barrio de Grand Ile, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no hace más que añadir encanto a los más de 300 puestecitos repletos de artesanía alsaciana y rodeados por coros de villancicos. Asimismo, quienes estén a favor de una Navidad más éticamente responsable, no tienen más que acudir a OFF, la zona dedicada al comercio justo y las nuevas formas de consumo de la economía social. Además, para honrar el espíritu de las fiestas, cada año, la Place Kléber acoge a más de 100 organizaciones humanitarias, que recuerdan la necesidad de compartir con los demás, y en la Place Gutenberg, se recibe a países invitados. Este año, el turno es de Islandia, por lo que se instalará un pueblecito típico islandés en la plaza.

 

  Nuremberg Christkindlesmarkt en Núremberg, Alemania

  Christkind es un personaje mitológico alemán, representado como un niño con el cabello rubio y alas de ángel, que trae regalos durante la Navidad. Él es el verdadero protagonista de las fiestas de Nuremberg, pues las inaugura con la apertura del mercadillo y encarna la tradición más característica de la ciudad. No obstante, hay muchas otras: la derecrear personajes con higos secos y pasas -los Zwetschgenmännle, que se venden en los puestecillos-, la de comer pan de jengibre o la de pasear en coche de caballos por las calles. Porque en Nuremberg les gusta conservar el antiguo sabor navideño, lo que comprobarás en el área destinada para niños/as, todo un arranque de nostalgia.

 

  Mercadillo de la plaza de Römerberg en Frankfurt, Alemania

  El de Frankfurt es uno de los mercadillos navideños más grandes de Alemania, lo que ya es decir, teniendo en cuenta el amor que este país tiene por ellos. Su enorme árbol de Navidad te mostrará el camino hacia los regalos típicos del lugar: mostaza de vino de manzana, crema de licor con sabor a almendras y vainilla, tazas con el perfil de Römerberg durante las fiestas... Además, durante el tiempo que dura el evento -del 27 de noviembre al 22 de diciembre-, se llevan a cabo varios conciertos(cada viernes, sábado y domingo a las 17:10), e incluso el miércoles 6 de diciembre, el propio Santa Claus hace acto de presencia para alegría de los niños y niñas.

 

  Mercadillo navideño de Gamla Stan, Estocolmo

  La nieve y el perfil de Gamla Stan, la "ciudad vieja" de Estocolmo, conforman una postal navideña difícil de superar. Por eso, ese es el emplazamiento elegido para situar el mercadillo navideño más conocido de la ciudad, repleto de pequeñas casitas rojas que vendenespecialidades tradicionales suecas, como salchichas aumadas, carne de reno y alce, glögg (el famoso vino caliente) y un montón de artesanía local de alta calidad. El lugar se mantiene abierto del 2 al 23 de diciembre, aunque hay muchos otros mercadillos más que abren en otras fechas. Los más grandes son el del castillo de Taxinge, del 17 al 20 de noviembre y con 130 puestos, y el del castillo de Steninge, sólo el 18 de noviembre, que constituye el mercadillo cubierto más amplio de la ciudad. También hay otro dedicado sólo a regalos dulces en "el Barco Mazapán" (del 1 al 26 de diciembre).

 

  Mercadillos de Zúrich, Suiza

  Zúrich cuenta con varios mercadillos navideños de sabor tradicional: el más conocido es el del precioso centro de la ciudad, en Niederdorf (del 23 de noviembre al 23 de diciembre); hay otro muy famoso, llamado Wienachtsdorf, en Sechseläutenplatz, con piezas de diseño y una gran pista de hielo, y un tercero, cerca del árbol de 15 metros decorado con cristales Swarovski -en la Estación Principal de tren-, que es uno de los mercadillos cubiertos más grandes del continente. También el de Werdmühleplatz es muy llamativo, pues posee el inigualable 'árbol de Navidad cantor', compuesto por plataformas en las que se suben coros a cantar villancicos.

分享到: